Area del Paciente




Valérie MAURICE (Noviembre 2018)


“He tenido la suerte, en mi mala suerte de estar enferma, de poder estar tratada y curada por mi maestro BinBin. 

He tenido durante 5 días, un resfriado muy fuerte causado por viento-frío al principio, con síntomas de frío, dolor de garganta, dolor de cabeza y agujetas por todo el cuerpo. Más adelante, se transformó en viento-calor, con fiebre, tos seca, nariz tapada pero con mucosidad así que dolor de cabeza en los ojos y en el occipital hasta cervicales. 

Me dio entonces plantas de “Crisantemo” para bajar el calor, el fuego de la fiebre y un tratamiento de acupuntura para reforzarlo. 

Me pincho el 20 IG, Yin Xian, en los dos lados así que 3 otros puntos de Pulmón; el 10P-Yu ji, el 5P-Chize y el 11P- Shao Shang.

Enseguida, noté las reacciones positivas del tratamiento: nariz destapada, facilidad de respiración, voz más clara y la tos ha desaparecido. 

He reaccionado de manera muy positiva al tratamiento. Además su técnica de aplicar las agujas es muy eficaz y indolora. 

En fin, estoy muy contenta con el tratamiento y despejada. 

Gracias BinBin! “

Valérie MAURICE 




Caso  de Joan


Hace varios años que tengo síntomas de mucho cansancio y mal funcionamiento del intestino; intolerancia a algunos alimentos, pinzamientos en la barriga, bloqueos, etc. Durante varios años visité a muchos doctores y me hicieron hacer todo tipo de pruebas, hasta que al final me diagnosticaron fátiga crónica. Así pues, cada verano me hacen un informe oficial en el hospital clínico diciendo que tengo esta enfermedad, y que no se puede hacer nada al respeto.

Ante mi desesperación, probé todo tipo de terapias. Pero ninguna funcionó. Empezaba con ilusión pero al cabo de uno o dos días la realidad aplastaba mi día a día.

Al cabo de un tiempo sin probar nada, de ir haciendo como podía, conocí a Binbin. Parecía que me entendió cuando le conté lo que me pasaba, como si hubiera tratado casos similares. Esta vez yo ya por eso, no iba con ninguna ilusión. Me hizo alguna pregunta, me miró la lengua, el pulso, y me dijo que ya sabía lo que tenía. Me pareció raro.

Empezó a pincharme, pero era diferente. Me hacía preguntas de lo que sentía, y leiba diciendo “sensación en el brazo, frío en el pie izquierdo, ahora en el derecho” y el iba tocando las agujas y poniendo alguna más. Nunca antes había sentido algo así. Sentía corriente y relación entre diferentes partes del cuerpo que la lógica no me permitía entender. Él seguía preguntando qué sentía y según qué, iba tocando las agujas (con algún movimiento de Chikung) como si de un piano se tratara.
Cuando acabé me costó digerir que algo había cambiado en mí. No puedo decir que con una sesión me curó del todo, porque lo mío es muy complicado, pero la claridad y la poca fátiga que sentía me hizo casi llorar de emoción.

Antes de acabar me dijo de hacer algún ejercicio de Chikung y quitar un par de cosas de la dieta. Volví al cabo de un mes para equilibrar un poco más. Y la verdad es que estoy mucho mejor.




Caso de Madre de Joan


Mi madre sufriá de mucha ansiedad, palpitaciones y sensaciones extrañasen el corazón, y dolor temblor en el brazo izquierdo.

Al ver que funcionó conmigo nome lo pensé y la llevé rápido a ver a Binbin, ya que llevaba dos semanas así y los médicos solo le habían dado pastillas, y cada vez sentía qué era peor. Yo me quedé con ella para ver.


Él la examinó como de costumbre y empezó el tratamiento. A los diez minutos vimos como reaccionaba mi madre, contaba como que el dolor o una sensación estaba yendo hacia otro sitio. Binbin me decía que estaba sacando eso del cuerpo, yo en ese momento no lo entendía.

Pero hubo un momento que lo cambió todo. Había un punto que le dolía muchísimo a mi madre. Entonces Binbin quito la aguja de ahí e hizo una técnica especial para esa zona.

Allí ella notó un cambio espectacular. Se quedó dormida del relajamiento (hacía muchos días que no descansaba nada), y ya está. Lo expresó así porque así lo siento “ya está”.

Le recomendó quitar alguna cosa de la alimentación y solo volvió al cabo de tres semanas para quitar un poco más de nerviosismo y toda una ansiedad y tensión que sentía por todo el cuerpo se le fueron.

Evidentemente tiene cosas acumuladas y su trabajo le exige mucho, pero el cambio fue espectacular.




Gracias por compartir vuestra experiencia
Dr. Yang Binbin